Nací en Brasil pero vivo en León (España) hace muchos años. 

La pintura y el vínculo emocional que tengo con ella aparecieron en mi vida a raíz de una enfermedad llamada Lyme y se quedó para llenarme de aquello que me ha quitado la enfermedad. Gracias a ella, mi sueño de ser artista empezó a tomar forma, era lo que hacía levantarme y salir adelante. 

De repente, el arte se metió en mis venas como si fuera la bacteria Borrelia Miyamotoi, causante de la enfermedad de Lyme crónico. Lo que me quitaba la bacteria, me daba el arte.


 La página karma fue creada a través de la esencia de la propia palabra. Intento conectar con mis clientes de esta forma, usando las leyes del karma para vincularlas en mi proceso creativo. Es complejo explicar una cosa tan espiritual en una obra abstracta pero cuando pinto intento mantener mi arte conectado con el universo, la causa-efecto, la creación, la humildad, el crecimiento, la responsabilidad, la conexión, el enfoque, la generosidad, en el aquí y ahora, el cambio, la paciencia/recompensa y la importancia/inspiración. 

Estas 12 leyes del Karma es lo que me representa, lo que me inspira y esa conexión total es lo que me hace seguir creando.

Mi historia académica se basa en el descubrimiento día a día de nuevas técnicas, estilos, inspiraciones artísticas que me motiven y me llenen de ilusión para seguir pintando. Me siento en constante evolución, experimentación y mejora, me gusta no sentirme encasillada y dejo fluir el arte según mis sensaciones. 

Esto es el arte en mi vida, permitir la fusión de técnicas, soportes, estilos creando un mundo de color y detalles.